Homer Simpson vs Lisa Simpson.

Siempre que nos hablan del cerebro, de la mente humana, de lo que es capaz de hacer esa masa gris, nos hablan de miles de neuronas, funciones y partes que desconocemos y que infrautilizamos.

La célula de cerebro humano puede almacenar cinco veces más información que la enciclopedia británica, la capacidad de almacenamiento del cerebro en términos electrónicos se cree que está entre 3 y 1000 terabytes y los impulsos nerviosos de y hacia el cerebro viajan a la nada despreciable velocidad de 170 millas hora.

Nosotras queremos desempolvar esos terabytes, cómo?

Tan solo una minúscula, en porcentajes una parte inapreciable de los impulsos que captan nuestros sentidos calan en nuestra mente consciente, el resto calan en nuestra mente inconsciente, que es a la vez la hermana mayor de la primera.

Como en el Universo, viajamos a través del mismo sin conocerlo, de una parte el Universo o mente inconsciente o terabytes silenciosos que se escapan a nuestro entendimiento, de otro lado un astronauta atado a su nave para respirar, limitado y pequeño pero con la libertad de al menos intentar hallar los límites…

Si esto es así y no por decirlo nosotras, se deduce que muchos estímulos que nuestros sentidos captan son almacenados en algún sitio, a veces sabemos donde y otras no, pero permanecen y cuanto mayor es nuestra atención, mayor la localización y mayor la capacidad de uso de los mismos.

Con estas 229 palabras escritas hasta aquí, queremos decir que CUANTA MAYOR ATENCIÓN PONGAMOS A NUESTROS SENTIDOS MAYOR INFORMACIÓN Y RECURSOS ACAPARAREMOS PARA NUESTRA VIDA,  lo cuál aumentará nuestra capacidad de respuesta, nuestro conocimiento de los que nos rodea ampliando nuestro bienestar, porque dicen que solo las vacas siguen siempre el camino al que miran.

Ahí está la diferencia entre mirar y ver, entre comer y degustar, entre tocar y notar, entre oler y advertir, entre oír y escuchar.

Solo podemos dar lo que poseemos, luego para aumentar la calidad de lo que entregamos es necesario aumentar la calidad de lo que entra en nuestra cabeza.

Cuántas veces has ido a una entrevista de trabajo sin prepararla?

Cuántas veces te has hallado discutiendo sin saber cómo?

Miles de ejemplos, cuáles son los resultados? Ni buenos ni malos pero igual no los esperados, prueba a prepararte el guión.

Cuántas palabras, miradas y gestos se han quedado en tu mente a lo largo de la vida para crearte una idea fija buena o mala para ti, condicionando todos tus comportamientos para bien o para mal.

Si eres consciente también de estas ideas podrás modificarlas para tu beneficio personal pero para ello hay que prestar atención, no se trata de que te vuelvas un loco atento sino de que tengas un poco de ATENCIÓN PLENA AQUÍ Y AHORA.

PRUEBA!!! ¿Que ves en esta imagen?IMG_3920

 

PD: No hay fotos de The Simpsons libres de derechos. ;-))

Gracias.

 

Beatriz Figueroa Pérez.

Deja un comentario